Materiales sostenibles para packaging

El futuro de los envases viene marcado por la sostenibilidad.

Tres son los ejes que la sostienen:

1. Diseño de packaging:

Hay que tener en cuenta los siguientes requisitos:

– Elección de materiales: Ideal que sea monomaterial para facilitar el reciclaje y que sea cercano para disminuir la huella de carbono.

– Reducción de tamaño y por tanto de consumo de materias primas.

– Fácil de usar y embalar.

– Versátil: Ampliar su vida útil buscando otras aplicaciones después de su primer uso.

– Eliminar el overpackaging: Nada mejor para ilustrarlo que la siguiente reflexión que revolucionó Twitter: “Si la naturaleza ya encontró una manera de cubrir estas naranjas, entonces no necesitamos desperdiciar tanto plástico”.

 

2. Reciclaje y economía circular:

Supone utilizar como recurso lo que antes se consideraba un residuo, generando:

– Menos desechos.

– Menos gasto en nuevas materias primas.

Un estudio de Elisava Research, publicado en 2022, desmiente las estadísticas oficiales del reciclaje de plástico en España.

Según dicho estudio, se recicla solo un 10,7% del total de lo que se pone en circulación en el mercado, una cifra alejada de las cuotas del 48% o incluso del 70% de reciclaje informadas por Ecoembes.

Más allá de verificar la tasa de reciclado real, el estudio revela cómo sin una apuesta por la ciencia de los materiales y del diseño no será posible alcanzar los objetivos de reciclaje marcados por la Unión Europea.

 

3. Materiales sostenibles para packaging:

Los materiales para packaging han de ser seguros, económicos, resistentes y capaces de satisfacer los requisitos de sectores tan exigentes y reglamentados como el alimentario.

Cartón:

Es sin duda uno de los materiales más sostenibles y económicos.

  1. Renovable, reciclable y biodegradable.
  2. Aunque tiene un ciclo de vida corto, se puede reciclar + de 25 veces.
  3. Preparado para soportar mucho peso en la versión de cartón corrugado.

 Plástico:

Más allá de eliminar los plásticos de un solo uso, este material sigue teniendo ventajas funcionales que podemos aprovechar asegurando un buen reciclaje:

  1. Plástico 100% reciclado (no consumimos nuevos recursos).
  2. Biobasado: Proviene de fuentes renovables (caña de azúcar, plátano, patata, etc). Puede ser biodegradable o no. Se recicla en el contenedor de envases.
  3. Biocompostable: También proviene de fuentes agrícolas. Es biodegradable, se convierte en compost en la planta de reciclaje: contenedor marrón.
  4. Biodegradable: También proviene de fuentes agrícolas. Se deshace en contacto con organismos vivos en la naturaleza (no necesita ir a una planta de reciclaje).

Nos sumamos a la premisa de Unilever: No plástico (evitarlo siempre que sea posible), Mejor plástico (reciclado o procedente de fuentes renovables), Menos Plástico (recarga de envases).

Vidrio, un material sostenible:

Es un material sostenible porque su reciclado es integral = se aprovecha el 100% del material que se acaba convirtiendo en un nuevo envase. Su ciclo de vida es infinito. Es prácticamente imposible diferenciar un envase de vidrio nuevo de otro fabricado con material reciclado; sus garantías y características son exactamente las mismas.

Os dejamos unos ejemplos de packagings sostenibles:

– Holly Grounds: envase soluble en agua para fideos instantáneos que se convierte en su salsa.

En el caso de este producto en muchas ocasiones hay más plástico que fideos como tal. La comida se consume en menos de 10 minutos pero el envase pude tardar casi 100 años en descomponerse. Esta graduada de la universidad Ravensbourne aporta una solución: un envase sostenible hecho de un bioplástico que es comestible, compuesto por almidón sin sabor que se disuelve al entrar en contacto con el agua hirviendo. ¡Pero no solo eso! El envase se convierte en salsa. Yumi!

Karibou:  Envases monouso de papel.

Sostenibilidad sin excusas. Esta empresa ha desarrollado la primera solución de packaging 100% origen vegetal sin plástico.

Anillas de cartón para las latas de cervezas: Recibió en 2019 el Premio Europeo a la Excelencia en Innovación, que otorga la Asociación Europea de Fabricantes de Cartón, Pro Carton.

Las anillas se reemplazan por un embalaje de cartón 100% biodegradable compuesto en su totalidad por fibras naturales procedentes de bosques que están íntegramente gestionados de forma sostenible.

En Sentinel estamos preparados para asesorarte en la sostenibilidad de tus packagings. ¿Hablamos?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPARTIR

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy